El frito | Poema

Cayó la brumosa tarde
cuando la muchacha salió del monte.

Y mientras un canto sonoro
su boca pregona,
su delantal al aire alegremente agita,
y contoneándose al viento entona
el canto de su cuerpo que al placer invita.

Pregonera, pregonera,
mientras tu arte de amar se marchita
tu arte de vender grita:

“- ¡El frito, el frito, el frito!
¡La moronga en su jugo!
¡El chancho con yuca!
¡Los tamales pisques!
¡Llevo elotes y yoltamales!
…¿vas a querer amor? –

– ¡Si me comprás un refrito,
te regalo una estampita de San Expedito,
para que se te quite lo flaquito! –

– ¡Si me compras un vigorón,
te regalo una oración a san Filemón
para que se te quite lo de quemón! –

– ¡Si me comprás yuca con chancho,
te regalo un cordoncito de san Pancho,
para que se te quite lo chancho! –

– Amorcito, amorcito, vení mi marchantito
compráme aunque sea diez pesitos
para llevarle a mis chigüines
aunque sea un bocadito –”

Managua 24 de Septiembre 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: