La Leyenda de los Sueños | Poemario completo

Portada La Leyenda de los Sueños

Prólogo del autor

Lolo Morales

Epígrafes

“La poesía de Lolo Morales es el viaje del poeta desde las sombras hacia la luz”
(Poeta Alvaro Urtecho)

“Esta es una Antología Poética de Lolo Morales, escritor y poeta nicaragüense de mediados del siglo XX. Poesía postmodernista, sin latinoamericanismos cansados, ni chauvinismos esotéricos baratos, mucho menos maromas literarias rebuscadas y aburridas. La poesía de Lolo Morales es libre de colesterol literario, es rica y sabrosa como el Chachachá, es Universal.”
(Poeta Raúl Orozco)

” Dentro de la poesía erótica que he leído, encontré la tuya soberbia. Posee una alquimia mágiga. Decidida y enfáticamente dentro de sus fuertes y a la vez, delicadas mas exhuberantes imágenes; mantienes el balance perfecto en el trinomio infalible para lograrla: Belleza, ética y estética.
De lo mejor que he leído, me saco el sombrero y te ovaciono…de pie”
(Poetisa Yelba Clarisa Berrios Molieri)

Pablo Neruda refiriéndose al bagaje poético Nicaragüense dijo que Nicaragua es “La garganta pastoril de América… ” Con Rubén Darío la lengua española revolucionó para siempre y hoy en esta época en que la sociedad se bate entre la revolución tecnológica y en una vida acelerada y vacía, los poetas nicaragüenses modernos o mejor dicho “posmodernistas”, si es que así se les quiere llamar, son los encargados de ser los nuevos profetas, los cantores de la vida, de la muerte, y del futuro en medio de un mundo fracasado y materialista.

En la Leyenda de los Sueños, como texto literario presento poemas inéditos.

Las imágenes que aparecen en ésta obra, son producto de mi imaginación, son mías, me pertenecen, las poseo…

Las únicas posesiones que realmente no son privadas en mi vida son las palabras, éstas son un hecho social, caprichos, arreglos, una convención; herramientas para la convivencia humana.

Como no soy dueño de ellas, ni son de mi propiedad privada, mejor las comparto, en un intento de descifrarlas. Porque descifrándolas, se puede ver si corresponden con las imágenes que ha creado mi espíritu, un espíritu sano, enamorado, revolucionario, frágil y a la vez insurrecto. En esta obra como poeta subversivo, desencantado y crítico de la sociedad, en mis versos esgrimo como una espada apocalíptica la denuncia de los males que la aquejan.

En esta obra poética vuelvo a mi experiencia original amorosa, aquella que una vez se había fugado, ya que anteriormente mi espíritu vagaba en otros universos desconocidos.

Hoy el retorno a la experiencia amorosa abre nuevos tiempos y espacios que recibo y que por gracia me fueron dados.

El Amor como imagen primigenia, estaba ahí, echo poesía, en un nivel sin palabras ni conceptos.

De imágenes están hechos los sueños, la vida, el hombre, los lugares, los fantasmas, el amor.

Ellas tocan con su divino dedo lo irreal, lo fantástico, los sueños, la ficción, lo soñado, lo fantasmagórico, el futuro, todo el contenido del espíritu como si estuviera vivo y presente.

Esta fresca creación poética que llega hoy a tus manos es música, imágenes que alegran y llenan el alma, belleza que abre horizontes al pensamiento poético nicaragüense del nuevo milenio.

Lolo Morales

Managua, Enero 2007

Videoprólogo con la voz del poeta

Sueños rotos

Sueños rotos

Sueños de agua termal, oasis inexistente
me deslizo, me arrastro, en mi vida de arena
ciego a la luz me siento, serpiente soy.

Presiento el placer, me contraigo, te alcanzo
desesperan mis dedos por poseerte
estás allí casi puedo rozarte, avanzo
tan real besas mis labios derramando mieles
tan real sitias mi piel con tus tibias manos
tan real juegas el juego que te lleva a beberme…

¡Sueños! ¡Cuando te siento desapareces!
¡Sueños! Penetrarte apenas
darte el cielo, de azúcar de amor empalagarte quiero!
¡Sueños! Que me das tu amor y tu pena
que te hace una sombra entre mis brazos
que baña de dulzura lo que a otros quema!
¡Sueños! Hablarle de amor, ser alguien distinto
cansarla en orgasmos que empiezan y frenan
zambullirme en oasis que solo, son espejismos!

Managua, 2005

Sueños de telaraña

Sueños de telaraña

Tejí el círculo de mi vida, empecé
libando el jugo de tus pechos,
continué mamando el néctar de la tierra,
cuando joven miraba la telaraña
como el círculo de la tierra,
en el centro un agujero,
donde enjuto asomaba el rostro,
un anciano caminando hacia la tumba.

Atrapé mis sueños en la red de la vida,
colgados arriba de mi cama,
para escudriñar visiones, que
me llamaron al amor,
aquél por el cual terminé,
entregándolo todo.

Enero 2007

Esperanza

Esperanza

Sopla el viento sobre el trigo
ningún barco enarbola su bandera
en este mar desmesurado y pardo.

El sendero se pierde por la herida
que abre en el horizonte la cigarra.

La vida es un suspiro que se toca,
parece ser la sed casi infinita
del brazo que se eleva y no consigue
que las nubes desistan de su oficio,
hasta que el sol se duerma sobre el monte
subrayando con sombras la distancia.

Sin embargo en esta noche,
cuando todo es silencio y se adormece,
el deseo de antaño todavía
en el pecho y en las venas hormiguea.

¡Aún pueden ser ríos nuestros sueños!

Quizá ahora antes que amanezca
tengamos que buscar otro reclamo,
si solo era un despojo o una añagaza
aquel espasmo duro e incisivo
que sacudió el rumor de los pinares.

Mientras nos quede un pájaro despierto
Mantendremos en pie nuestra bandera.

Marzo 10, del 2003
Lolo Morales

Canto al respeto

Respeto

Cuando en la calle miro rodando el respeto
no murmura, no llora, pero tampoco calla;
al rodar ruge con fuerza causando daño.

Las faltas de respeto, son clarines de guerra;
son torrentes que desmenuzan la tranquilidad,
son aguas turbias, que opacan la vida.

Miro la vida en las calles y veo correr sangre;
veo llorar a las madres, sufrir a los hijos,
pedir a los olvidados; sus rostros temibles

y feroces en busca de una víctima,
rostros temerosos, añorando el respeto.

Pero, ¿Qué es el respeto? ¿Es el efebo, seducido por la maldad?
¿Es el pequeño domado por la fuerza, humillado en franca guerra?

Los márgenes de los pueblos están regados en mil pedazos
de respeto desmenuzado con violencia, por mentes enfermas
que se ocultan en lo umbroso del abismo.

Las esperanzas se hunden con los desvelos de las madres
que con ansia esperan el regreso de los hijos.

La armonía, que rauda centellea ondeando serena,
pronto se asfixia con un robo o se desvanece,
con el poder de un crimen.

En nuestros pueblos y ciudades, cuando el bullicio
en sus calles se termina y la vida de la noche nace,
muchos viejos, jóvenes y aun niños, regalan el insomnio
a sus familias que esperan ansiosas su retorno.

Para muchos es noche de diversión, de gozo, o de ocultar
sus penas en medio de la noche.

Para otros quizá, una noche mas de trabajo, de salir a buscar
el pan de cada día; de ser uno mas de la legión,
que noche a noche, llenos de melancolía,
ven transcurrir su vida ya vacía,
quizá ya en la postrimería,
quizá ya en agonía
por ver sus esperanzas ya perdidas,
por vivir en esta sociedad, que en vez de luchar por vivir
en un mundo más decente, combaten diariamente,
noche y día, por quebrantar la paz,
a cada instante y destruir nuestro mundo,
nuestra unión, la vida entera.

Quiero un mundo feliz, con entusiasmo,
donde haya una atmósfera de luz y de esperanza,
no un mundo de asfixia, de sangre, de dolor y desconsuelo,
no un mundo donde hay ricos que se hacen más ricos cada día,
y donde hay pobres que entre mas tiempo transcurre
su pobreza es mas marcada y mas distante su esperanza.

Y ¿Qué hay del poderoso, que utiliza a la gente
ofreciendo una esperanza?
de aquel, que siendo gobernante, se olvida del pueblo y lo lastima,
de aquel, que siendo gobernante, lo saquea,
de aquel, que siendo gobernante, lo mutila
y en el nombre del pobre se hace rico,
y rico se hace en el nombre de los pobres
/ de la tierra.

Y también, de aquél que de Dios se vale
para vivir en estructuras opulentas,
del que se vale de Dios, y hablando de humildad
sirviéndose manjares, se adora a sí mismo;
y del que se sirve de Dios, viviendo como rico
en Su Nombre se hace rico, y en Su Nombre
le pide al pobre se resigne con lo poco.

El pobre por muy pobre, no deja de ser digno.
El otoño, aun con la caída de las hojas es hermoso;
la igualdad, no se logra con buenos gobernantes,
la igualdad, no se logra con muchos sacerdotes,
la igualdad, no se obtiene tragándose el coraje;
se obtiene con respeto, haciendo cada cual lo suyo
/ con todo entusiasmo.

El albañil, obrero y campesino, son tan dignos
como el médico, ingeniero y licenciado;
el empleado, ama de casa y empresario,
somos todos igual de responsables de esta igualdad
que juntos añoramos, y que de no luchar juntos,
juntos pereceremos; de continuar así, el llanto
ya muy pronto, quebrantará las almas en un mar
de asfixia, de furia y de quebranto.

Y todo pasará a ser leyenda,
y todo pasará a ser silencio,
todo volverá a ser apacible,
porque todo será menos que nada.

Hoy, a cada momento, a cada instante,
se pierden miles de vidas, muchas de gente culpable,
las mas de ellas de inocentes, gentes que caen en las guerras,
gentes que caen en las calles, otros en los hospitales
por sus vidas estresadas, y también,

quien en intento suicida, dedica
al alcohol su vida, a la coca, a la piedra,
marihuana o la heroína.

El respeto se ha perdido, el respeto ya no está

y el niño desde pequeño está aprendiendo a insultar,
el bullicio de las calles ha perdido su cordura,
y cuelga, fúnebre en su ser, como una herida
que lacera el cuerpo, rumiando, oculto y solitario,
el momento de causar mas penas,
el momento de causar mas daño;
el perverso se ha vuelto infanticida
y la atmósfera su aliada fúnebre;
la vida es hoy un melodrama, una jungla de hierro
/ y de rutina;
el civil vive con miedo su impotencia, que indeleble
infecta su conciencia, y el ebrio que vive en las tabernas,
cargado de cirrosis y agredido, se siente jerarca
de otras vidas, exige y demanda la obediencia,
haciendo sufrir a su familia.

La falta de respeto es un totalitario mal
que empaña con ansia el anhelo de todo ciudadano,
la burocracia, se empeña en fustigar con salvajismo
a la humanidad, que cavilante
y alarmada se desgarra en ofuscante
grito, por no morir sin conocer su historia.

Tenemos una hueste maligna y majadera,
que vive del dolor del ser humano y al igual
que un ave de rapiña, se siente caníbal en lo oculto,
y peor aún, es caníbal de sí mismo, miserable
que vive encadenado, perdiéndose en ventisca putrefacta.

El movimiento de la gente se ha vuelto mecánico,
esperando ser oído; el joven de hoy se resigna a vivir,
furtivo y reprimido; se resigna a vivir soberbio
y prepotente, se resigna a atacar a quien le dio la vida;
se resigna a aclamar a quien le vende muerte,
al que lo hace morir y lo idiotiza
y su antifaz de placer, es agonía.

Se requiere que todos rompamos el silencio,
se requiere de una vida mas activa,
de romper el silencio y no con gritos,
de romper el silencio escuchando
cantar las golondrinas,
de romper el silencio, mirando el canto
de los niños y observando también el gozo
de la gente.

Cuando la gente respete, ¿para qué serán los policías?
Y yo quiero saber, ¿Irá a haber una cárcel todavía?
Para que gastar en tantas medicinas, si al no haber preocupación,
habrá menos males cada día.

Quiero el antídoto que cure el salvajismo,
no claudicar, vivir sin egoísmo;
siempre luchar en contra del cinismo
y desgarrar, con un grito enconado,
todo lo que vaya unido a lo maligno

Managua, 2004

No a la guerra

no a la guerra

Todos los pájaros se han ido
y las flores murieron
y amarillos los prados quedaron.

Silvan las balas
y de amapolas se visten los olivares,
ya no hay palomas en el alero:
Murieron envenenadas.

Los animales huyen del hombre,
en los cadáveres están las hienas,
el aire es una copa de veneno.
Es la guerra.

Pueblos en llamas
fuego en el aire
fuego en el mar
fuego en los campos
fuego
llamas
humo
muerte.
Es la guerra.

Las calles chorreando sangre
en los caminos charcos de sangre
en los campos ríos de sangre
las nubes viajan ensangrentadas
los hombres calman la sed con sangre.

Sangre
muertos
sangre
Es la guerra.

Máquinas de matar por todas partes
fusiles
tanques
misiles
bombas
se asesinan los hombres
en el oriente medio,
mientras se fuman un cigarrillo.

Tiembla la tierra
caen las casas
mueren los hombres
mueren los niños
cadáveres por todas partes.
Es la guerra.

Viudas a granel
pueblos vacíos
hombres heridos
escombros
llantos
hambre
alaridos
niños perdidos
niños sin padres
Es la guerra.

Los niños piensan que estamos locos
y que deberían atarnos como a los perros
porque somos peligrosos.

Los niños no queremos la guerra
los niños nunca haríamos la guerra
porque siempre perdemos en las guerras.

Los niños queremos mirar las flores,
oír cantar los pájaros en los árboles
ir a la escuela, tener amigos,
jugar tranquilos en el parque.

Los niños odiamos la guerra,

Los niños todos si nos dejaran,
llenaríamos el aire de globos y palomas.

Septiembre 2005

Producción biodegradable

hampones

“El banquero es un señor que nos presta el paraguas cuando hace sol y nos lo exige cuando empieza a llover.”  Mark Twain

Los banqueros estando vivos
fabrican crímenes,
ya muertos fabrican gusanos.

¡Hijo mío!, no andes en el camino de ellos;
aparta tu pie de sus senderos.

Diciembre 2006

Neoliberaliana

hombreperro

La necesidad tiene cara de perro,
los tamales tienen cara de barro,
el hambre tiene cara de perro de pobre,
al muerto de hambre, el perro se le murió de hambre.
En Nicaragua amor, la abundancia tiene cara de McDonalds

Diciembre 2006

Dios Mercado

Mammón

Como Jehová,
Bush truena en el Sinaí,
afirmando la omnipotencia del Pentágono
confirmando su derecho divino
de invadir a Irak.

Tiempo necesario pide
para ultimar los preparativos
del ataque; extraño Tribunal
el Consejo de Seguridad,
como Sadam no confesó
su propósito de delinquir
resulta evidente que es culpable.

Época de globalización, cinismo,
ausencia de toda preocupación,
para justificar inmoralidades,
manera descarnada, despótica,
de presentar decisiones imperiales.

El Dios del viejo y el nuevo testamento
fue desplazado por el dios Mercado.
La acción de la larga mano de esta
nueva divinidad, no requiere
fundamentos morales, el emperador
ordena públicamente, asesinatos
y proclamas mentirosas, es su conveniencia,
y quienes se indignan, ante tanta desvergüenza,
tachados son por anticuados.

Anticuados son la moral, la honestidad,
el derecho, las libertades, la dignidad
de personas y pueblos.

El mundo nuevo, creado por Mamón,
vivimos en el imperio del mercado
“si los pozos son
preservados, una victoria fácil
puede impulsar más
la economía norteamericana
que el paquete de estímulos fiscales
aprobado por la Administración Bush”

a voz de cuello clama George Soros,
magnate global, agorero del mal.

Qué importa que mueran millares
de hombres, mujeres y niños iraquíes,
que se destruyan ciudades y monumentos,
si la economía yanki se beneficia.

Qué importa que mueran soldados,
si el mundo de los negocios florece,
sobre montañas de cadáveres.

El Dios Mercado necesita tributos
sangrientos; lo que importa es que
los pozos de petróleo salgan intactos
de la hecatombe, aunque queden rodeados
de lagos de sangre y campos de ruinas.

¿Qué hacen hoy, los nietos de los que maldijeron
a los yanquis, los que lloraron sus muertos,
en sus avasalladas repúblicas?
Están en su sitio rindiéndose ante
los torpes halagos de un inculto petrolero tejano.
Para llorar.

Septiembre 2003

Solipsismo

Solipsismo

“El que tolera la infamia y la codea en paz, es un infame; abstenerse no basta, se ha de luchar contra ella”
José Martí

I

Sólo sismos somos.
En el mar neoliberal todo es real,
mundo de papel higiénico
de masas nada higiénicas,
olimpíadas de jugadores de bolsa
de valores, de mercados marcados
por avaricias globales.

II

A la conquista del nuevomilenio,
sacerdotes del dios mercado,
capitanes de industria,
banqueros banquirepletos o banquiquebrados
– eso que importa –
planeta ejecutivo de megaempresarios,
nadasolidarios, con megasalarios
manipulando masas bebedoras de
megascocalolas y comedoras
de Bigmacs

III

Contramundo de desheredados
de quijotes derrotados por el brillo
de jet supersónico, deslumbrante,
como coraza española, rentabilidad global,
competitividad a su máxima expresión,
mano de obra barata trasladada
a valor presente, un dólar por día,
lo que valen treinta minutos en Internet para algunos,
la vida, para más de la mitad de la población mundial.
Indicadores del infierno.

IV

Megaguetos desnudos, suculento
alimento, carne de maquilas,
infierno de Dante, al servicio
de generales milenaristas
de sempiterno stablishment,
adoradores de dioses de barro,
en las magacatedrales
donde Mercurio sirve a Mamón.

Enero 2007

Anuncios

4 comentarios en “La Leyenda de los Sueños | Poemario completo”

  1. ashani Says:

    mientras leía me di cuenta de las pocas personas que merecen ser escuchadas,el mundo esta saturado de sonidos…espero que sus sonidos no se confundan con ese ruido…

  2. publigraf Says:

    me encantaron las últimas entradas, llenas de belleza, sus palabras e imágenes.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: